Equilibrar la creatividad con un entorno comercial constantemente cambiante

Check Michael close up

Con su vasta formación internacional, el famoso chef de Sterling Silver® Premium Meats Michael Weisshaupt obtuvo una amplia gama de experiencias que llevó al Fiddler’s Elbow Country Club en Bedminster, Nueva Jersey en 2012. Hoy en día, sigue impresionando a sus comensales con una deliciosa mezcla de los clásicos y nuevos giros de los viejos favoritos.

DARLE A LA GENTE LO QUE QUIERE

Crear un equilibrio entre lo que a uno le gustaría preparar y lo que exigen los comensales es un desafío que enfrenta todo chef. El chef Michael asume ese desafío con agrado, pues le permite poner a prueba su creatividad. “Es una gran oportunidad para reintroducir recetas antiguas y modificarlas un poco”, dijo. “Quiero decir, yo también me siento mejor cuando como sano, pero igual hay muchas maneras de incorporar preparaciones clásicas, lo que la gente también aprecia”.

Como todos los clientes, los miembros del club se han vuelto más conocedores de la comida que degustan. La procedencia y el origen de los alimentos también están siempre en la mente de sus comensales. “No basta con salir a comprar ingredientes, también nos interesa saber ¿cómo se ven?’ ‘¿Cuál es el precio?’ ‘¿De dónde provienen?’ ‘Quién los elaboró?’ porque la gente preguntará”.

CREATIVIDAD EN CASA

Cuando en Nueva Jersey entró en vigor la orden de quedarse en la casa, el chef Michael supo que no solo debía ajustar su menú y las opciones de servicio, sino también sus expectativas. Mediante ideas creativas, desde cenas virtuales con cata de vino, cenas en el campo para golfistas y comidas preparadas para celebraciones, ha encontrado formas de mantener a sus clientes contentos y a su personal comprometido.

“Solíamos hacer una cena con cata de vino con 30 personas una o dos veces al mes”, explicó. “Ahora hemos empezado a hacerlas virtuales. Cuando los clientes recogen sus comidas, reciben instrucciones completas de cómo cocinarlo todo, incluyendo la entrada y el plato principal. Luego nos reunimos en línea y los chefs muestran cómo prepararlo y servirlo, desde la entrada hasta el postre, y luego conversamos sobre el vino. Es una excelente forma de mantener algo que ha sido exitoso».

Reducir el menú también ha ayudado a manejar las expectativas de los miembros y a proteger a su personal. “Si tuvieras a los cocineros haciendo la misma cantidad de comidas, les sería imposible mantener el distanciamiento social”, explicó. “Tenemos más rotaciones de menú a fin de reducir el volumen y tener menos personal detrás de la línea. También ayuda a demostrarle a nuestros miembros que hacemos todo lo posible por mantenerlos seguros”.

EL PERSONAL ES LA FAMILIA

Para el chef Michael poder ofrecer una gran comida de manera constante, no solo implica contar con productos de probada calidad, como los de Sterling Silver, sino también con la retención de su personal. “Realmente intento integrar la pasión del personal en el menú. Cuando elaboran el menú, aplican sus conocimientos y son realmente creativos” dijo. “Una de nuestras filosofías aquí es mantener a nuestro personal – nuestra familia – aquí por mucho tiempo. En otras cocinas, teníamos una rotación demasiado alta porque nuestro personal solo ejecutaba tareas. Cuando les entregas conocimientos y les das la oportunidad de crear, se sienten más involucrados y ello me ha ayudado a mantener a mi personal principal.

Sepa más sobre el chef Michael y su experiencia cuando visite su página de perfil de chef.

También podría gustarte